Tablero de distribución


Un Tablero de Distribución es un panel grande sencillo, estructura o conjunto de paneles donde se montan, ya sea por el frente, por la parte posterior o en ambos lados, desconectadores, dispositivos de protección contra sobrecorriente y otras protecciones, barras conductores de conexión común y usualmente instrumentos. Los tableros de distribución de fuerza son accesibles generalmente por la parte frontal y la posterior, y no están previstos para ser instalados dentro de gabinetes. Los cuadros de distribución y los tableros de distribución deben ser instalados en lugares adecuados, así: Los espacios asignados deben ser dedicados exclusivamente para ellos.• No deben existir tuberías, ductos o equipos ajenos a la instalación eléctrica, excepto los rociadores contra incendio y los equipos de control que deben estar adyacentes. El espacio de acceso y de trabajo debe permitir el funcionamiento y el mantenimiento fácil y seguro. El ancho del espacio de trabajo en el frente del equipo debe ser igual al ancho del equipo, sin bajar de 75 cm. La profundidad del espacio de trabajo en la dirección de acceso hacia las partes energizadas debe cumplir los valores de la Tabla 110-16.a) de la NTC 2050 para instalaciones hasta 600 V y los valores de la Tabla 110-34.a) de la misma norma, para instalaciones a más de 600 V. La altura mínima del espacio de trabajo hacia el techo debe ser mayor que la altura del equipo, sin bajar de 1,90 m. La altura del espacio de trabajo dedicado para equipos debe ser el comprendido entre el piso y una altura de 7,6 m, o hasta el techo estructural si es menor su altura. Los cielos colgantes no se consideran techos estructurales. Los Tableros de Distribución de Baja Tensión son aptos para su utilización en las Sub-estaciones principales, secundarias y en lugares donde se desee tener un grupo de interruptores con relés de sobrecargas y cortocircuitos; destinados a proteger y alimentar a las cargas eléctricas. Los Tableros de distribución constituyen una parte inherente a toda red eléctrica y se fabrican para conducir desde algunos pocos amperios hasta el orden de 4000Amp, así como para soportar los niveles de corrientes de cortocircuito y los niveles de tensión de la red eléctrica. Los interruptores pueden ser del tipo bastidor abierto, en caja moldeada o tipo miniatura (riel DIN) y se pueden equipar con accesorios para mando local y a distancia. Existe una amplia variedad de equipos que pueden ser instalados en estos Tableros. Se fabrican para instalación interior bajo techo o para instalación a la intemperie.



Baterías UPS


UPS (Uninterruptible Power Supply - Sistema de alimentación ininterrumpida). Que cumple las funciones de Limpiar, Depurar, Estabilizar la línea eléctrica, protegiendo así a los equipos y brinda una reserva de energía (Baterías) para casos de corte de suministro energético, de manera que los procesos se concluyan o se guarden correctamente. Un UPS (Uninterrupted Power System), que en español significa Sistema de Potencia Ininterrumpida, es un dispositivo que gracias a sus baterías, puede proporcionar energía eléctrica tras un apagón a todos los dispositivos que tenga conectados. Otra de las funciones de los UPS es la de mejorar la calidad de la energía eléctrica que llega a las cargas, filtrando subidas y bajadas de tensión y eliminando armónicos de la red en el caso de usar Corriente Alterna. Los UPS dan energía eléctrica a equipos llamados cargas críticas, como pueden ser aparatos médicos, industriales o informáticos que, como se ha mencionado anteriormente, requieren tener siempre alimentación y que ésta sea de calidad, debido a la necesidad de estar en todo momento operativos y sin fallos (picos o caídas de tensión). UPS - Uninterruptible Power Suply. Es un aparato que incluye una batería que en caso que se vaya la electricidad, puede, por ejemplo, mantener una computadora funcionando lo suficiente para que el usuario pueda apagarla y guardar data importante. El poder de cada UPS depende del voltaje, mientras mas voltaje más caro es el equipo, pero asi mismo puede soportar más tiempo. U.P.S.: Sistema Inenterrumpido de Energía, conjunto de baterías y estabilizador de voltaje conectados al computador, que detecta pequeñas fluctuaciones eléctricas o cortes de energía, entregando electricidad propia de sus baterías. Estas tienen en promedio, dependiendo del consumo, una autonomía de servicio de 30 minutos.



Detección de incendios


Se entiende por detección de incendios el hecho de descubrir y avisar la existencia de un incendio en un determinado lugar. Un sistema de detención son los detectores de calor; estas se activan por medio en función a las temperaturas registradas. Estos detectores pueden ser de temperatura fija; se activa el sistema de alarma cuando la temperatura sube a niveles más altos que los establecidos por el detector. Y detectores de Rata de incremento: se activan cuando la temperatura se eleva rápidamente en el ambiente. Existe una gran variedad de dispositivos de detección de humos, como son: los detectores iónicos, los fotoeléctricos, láser, térmicos y de triple tecnología. Estos pueden estar dispuestos en un piso de un edificio. En conductos de ventilación y en habitaciones. En el caso de habitaciones, se activa una alarma cuando detecta un cambio en la temperatura. Este funciona a través de baterías. Se entiende por detección de incendios el hecho de descubrir y avisar la existencia de un incendio en un determinado lugar. La detección de un incendio se puede realizar por: Detección humana. Una instalación de detección automática. Sistemas mixtos. El sistema mas utilizado para la detección de incendios es la d.etección automática de incendios; las instalaciones fijas de detección de incendios permiten la detección y localización automática del incendio, así como la puesta en marcha automática de aquellas secuencias del plan de alarma incorporadas a la central de detección. En general la rapidez de detección es superior a la detección por vigilante, si bien caben las detecciones erróneas. Pueden vigilar permanentemente zonas inaccesibles a la detección humana. Normalmente la central está supervisada por un vigilante en un puesto de control, si bien puede programarse para actuar automáticamente si no existe esta vigilancia o si el vigilante no actúa correctamente según el plan preestablecido (plan de alarma programable). El sistema debe poseer seguridad de funcionamiento por lo que necesariamente debe autovigilarse. Además una correcta instalación debe tener cierta capacidad de adaptación a los cambios. Sus componentes principales son: Detectores automáticos. Pulsadores manuales. Central de señalización y mando a distancia. Líneas. Aparatos auxiliares: alarma general, teléfono directo a bomberos, accionamiento sistemas extinción, etc.



Baterias estacionarias


Las aplicaciones estacionarias se caracterizan por ser instalaciones o equipos fijos, es decir, no están destinadas a cambiarse de sitio habitualmente. Así, su explotación se caracteriza por unas condiciones de trabajo bien conocidas y normalmente cíclicas. Si se trata de instalaciones, éstas tienen frecuentemente unas dimensiones y potencias considerables. Aquí se encuentran por ejemplo las telecomunicaciones, los centros de proceso de datos y el transporte y distribución de energía eléctrica. Pero también puede tratarse de equipos como los sistemas de alimentación ininterrumpida, con un rango de potencias desde unos pocos W hasta MW. Este tipo de actividades tienen que estar operativas las 24 horas del día los 7 días de las semanas todos los días del año. Aquí las baterías adquieren especial importancia porque son la fuente de energía de los sistemas de reserva o emergencia de estas aplicaciones, por lo que requieren una alta fiabilidad de suministro eléctrico. Las baterías actúan como fuentes de corriente continua (CC). En las aplicaciones estacionarias, las baterías están en carga flotante, es decir, conectadas permanentemente a una fuente de corriente continua para asegurar que disponen de toda su capacidad en el momento que se precisa. Las tipologías de baterías usadas tradicionalmente en aplicaciones estacionarias son las baterías de níquel-cadmio y las de plomo-ácido, a las que hay que añadir recientemente las de ión-litio y las de níquel-hidruro metálico. Entre todas éstas, actualmente las más utilizadas son las baterías de plomo- ácido. La selección de un u otro tipo puede ser de carácter económico o técnico, o una combinación de ambas. Por ello, a continuación se describen sus características principales, sus principales ventajas y desventajas así como la normativa más significativa. No obstante, están apareciendo alternativas a las tradicionales baterías electroquímicas como son las pilas de combustible y las baterías de flujo, sobre todo para aplicaciones de una potencia elevada.



Alarma de incendio


Un incendio es una ocurrencia de fuego no controlada que puede abrasar algo que no está destinado a quemarse. Puede afectar a estructuras y a seres vivos. La exposición a un incendio puede producir la muerte, generalmente por inhalación de humo o por desvanecimiento producido por la intoxicación y posteriormente quemaduras graves. Para que se inicie un fuego es necesario que se den conjuntamente estos tres factores: combustible, oxigeno y calor o energía de activación. Una alarma de incendio es una protección contra los incendios que se activa cuando detecta un evento, sea este humo o un cambio brusco en la temperatura. Este dispositivo puede ser electromecánico, electrónico, de campana, de claxon. El equipo advierte a la gente de un edificio de un posible incendio, para realizar la evacuación. Algunas alarma de incendio pueden producir varias diversas clases de sonidos, incluyendo el patrón temporal Code-3: pulso de 0,5 segundos pausa de 0,5 segundos pulso de 0,5 segundos pausa de 0,5 segundos, pulso de 0,5 segundos, pausa de 1,5), que fue diseñado para ser un patrón distinto, y se utilizó solamente para los propósitos de la evacuación. Otros patrones de sonidos incluyen el tiempo de marcha (0,25 segundo pulso, 0,25 segundo pausa, repetición), un tono continuo, hola-bajo (0,25 segundo que se alterna entre dos tonos de la frecuencia que diferencia), sirena (barrido de arriba a abajo en frecuencia), lento-chillan (barrido de levantamiento lento hacia arriba en frecuencia), y bell un sonido electrónico. La alarma de incendio son a menudo muy ruidosas, sonando con una fuerza de entre 120 y 130 decibelios. En Europa se usa frecuentemente una alarma hablada mediante una cinta magnetofónica a través de altavoces, que hay en muchos edificios. Una voz humana pausada y tranquila permite que la evacuación se haga con mucha mayor tranquilidad y sin provocar situaciones de pánico, como pueden provocar las alarmas con tonos. En Estados Unidos, con el advenimiento de la Ley de EE. UU. para Personas con Capacidades Diferentes (de 1990), los sistemas la alarma de incendio cambiaron drásticamente. Junto con una alarma audible, las aplicaciones de notificación de incendio ahora tienen luces estroboscópicas para alertar a personas con problemas de audición.



Soluciones Tecnol�gicas y Equipos UPSistemas

Asesoría, diseño, construcción
y equipamiento

Plantas de emergencia
y transferencia automática

Detección y extinción
de incendios

Infrestructura Tecnológica Ingenieria y Servicio para su Empresa

Obra Civil - Piso Falso - Cableado Estructurado - UPS - Aire Acondicionado de precisión - PDU - Detección y Extinción de Incendios - Seguridad y Control de Acceso - Amoblamiento


Alianza internacional para Productos de extinción de Incendios

La multinacional FIKE firmó con UPSistemas una alianza de representación en Colombia para aten... Contin�a...